Campo Charro

Campo Charro

El paisaje que más profundamente define a Salamanca: la dehesa.
Una armoniosa sucesión de terrenos suavemente ondulados, cubiertos en su mayor parte de encinas, que esconde una riqueza medioambiental indiscutible. Y en la dehesa, el toro de lidia. Un precioso y espectacular animal que tiene en estas tierras su hábitat natural por excelencia.

Podrás descubrir algunas de las mejores ganaderías de España, plazas de toros y tentaderos. En todos ellos te acompañará la impresionante figura del toro bravo.

Sea cual sea la época del año que hayas elegido, podrás disfrutar del bello espectáculo de la dehesa charra.

Dentro de este medio natural, tan característicamente salmantino, encontrarás vestigios arqueológicos como dólmenes y castros y algunos de los más hermosos humilladeros de toda la provincia de Salamanca.